SILVA & PARNASO

Es muy vulgar que una mujer intente escribir poesía después de los 20. Después de los 20 solo se escribe mala poesía, frutos de una mente perturbada y narcisista que en su patanería y mediocridad cree tener la capacidad de ser un poeta. Solo me queda decir, soy una mujer vulgar que escribe pésima poesía.

“Razones”

Me hieres, me has herido.
Como un cuchillo sin filo penetrando en mi panza.
Me has herido, me hieres; mientras me dices y repites:

-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-
-“Ya no vives en Cuba”-

"La partida”

Que lleguen un día, que lleguen.
Meses han pasado desde la última vez que mi puerta de falsa madera fue atravesada por mi cuerpo enfermo.
Que lleguen un día, yo espero.

Voy a la empacadora y las cajas de papel giran delante de mí.
Las abro, las cierro, las pego, las bajo… las abros, las cierro…
Una etiqueta, otra etiqueta, la etiqueta otra…
Y ese gesto que se repite hasta el infinito tiene un valor de 7,50 por hora.

Cuando mi jornada ha terminado,
El respirar y el pensar se acumula.
Y una pregunta me acecha
-¿Será hoy el día de su llegada?-

Yo ya tuve un encuentro y nadie me cree.
A la nave me llevaron y me violaron.
De ese acto repugnantemente sexual
Tuve un hijo. Un bebé que me raptaron.
-Mi marca atrás de mi oreja, mírala-

Están por llegar, o lo sé.
Y yo, estoy lista para irme. 

De la serie “Factorías”/2013  

"La partida”

Que lleguen un día, que lleguen.

Meses han pasado desde la última vez que mi puerta de falsa madera fue atravesada por mi cuerpo enfermo.

Que lleguen un día, yo espero.

Voy a la empacadora y las cajas de papel giran delante de mí.

Las abro, las cierro, las pego, las bajo… las abros, las cierro…

Una etiqueta, otra etiqueta, la etiqueta otra…

Y ese gesto que se repite hasta el infinito tiene un valor de 7,50 por hora.

Cuando mi jornada ha terminado,

El respirar y el pensar se acumula.

Y una pregunta me acecha

-¿Será hoy el día de su llegada?-

Yo ya tuve un encuentro y nadie me cree.

A la nave me llevaron y me violaron.

De ese acto repugnantemente sexual

Tuve un hijo. Un bebé que me raptaron.

-Mi marca atrás de mi oreja, mírala-

Están por llegar, o lo sé.

Y yo, estoy lista para irme. 

De la serie “Factorías”/2013  

“Los clientelistas.”

He visto a todos ir y venir,

Esclavos de los tiempos y sus mareas.

De los lunares temperamentos de las etapas

Y quien sabe, de los miedos.

La cobardía no se mide por el temor.

Ni es lo temido el ancla del cobarde.

La miseria y la culpa los carcome.

No me sorprende, repito, no me escandaliza.

Todos allí a la espera de las migajas.

Y lo que al piso cae la lengua triste limpia.

Pero se alegra el estomago sin panza

Y sin conciencia se acuestan boca arriba.

Un gesto hueco en mis rostro se refleja,

Las glorias vanas de los pocos coordinados;

Y la coherencia que falta en sus bocas

Que las palabras a ellos renunciaron.

Load¡ A los que asquean a nuestra mente

A los que ensucian la ética aprendida;

A los que hacen sentirte cual estiércol,

A lo que han vuelto la vida una ruina.

Load¡ A esos que nos destruyeron

El sentido de una existencia supra-humana,

A los que hacen que tu amor a la verdad

Sea, dicen, un miedo más.

(Un ciclo)

Vivos se creen porque andan sedientos

Y al mínimo olor de sangre derramada.

Sacan los dientes, punzan las garras.

Y al animal muerto devoran

Y oran por más carnada.

Pero al mirarse unos a otros

Y ver que el hambre no fue saciada.

Comienza la cacería entre las fieras de rapiñas.

Al final, tal vez uno de ellos venza,

Y se quede solo entre las mortajas.

Mira al vacío, y el océano es un desierto

Y piensa desconsolado: Antes hubo agua.

He visto a todos ir y venir,

Esclavos de los tiempos y sus mareas.

A Payá, en su primer día sobre la eternidad.

A Payá, en su primer día sobre la eternidad.

22 de Julio de 2012 a la(s) 18:58

image

(Ilustración Annelys Perez)

No es mi pueblo, morada ya jamás

Del pacifismo turdetano.

Sé, que se han dejado invadir

Lentamente, sin resistencia.

Las causas existen:

Hay un cansancio;

Agotamiento que deviene en derrota,

Y en sometimiento de la voluntad.

Un pueblo que tiene leyes de hace siete mil años

Es ineludiblemente un pueblo en decadencia.

Tenemos un rey, que le dicen vestido en oro:

Enormemente rico.

Sus súbitos son los más cultos entres los íberos,

Y los peores guerreros.

Cuando vino la invasión:

Se dejaron vencer sin arresto belicoso.

Mi pueblo había arribado al otoño.

Mi urbe milenaria,

Respetaba en demasía a los ancianos,

Y era, por tanto, un pueblo de viejos;

Síntoma delator de esas civilizaciones

En las que no hay nada que hacer.

Pero, recordemos bien que sucede,

¿De dónde proviene Hércules,

En que suelo realizó sus hazañas:

-los toros de Gerión, las manzanas

De las Hespérides y la sumisión del

Can Cerbero-?

No es cuestión de huir al pasado,

Sin dudas, hay que liquidar nuestra guerra.

Pero, tal vez, sea buen tiempo

De que la memoria nos sirva en la cosecha.

Mala conducta, esta, de estar pacíficamente

En la espera.

Hábito no educativo aprendido en las clases

Sobre la formalidad (no toser, no escupir, no pensar).

Los demás viven en una fuga de sentimientos,

Yo pierdo el tiempo y la paz virtual,

Al caer en lugar común como la crítica a los

Sistemas represores de la espontaneidad.

Los demás viven dispuestos a ausentarse,

Escaparse, no asumir responsabilidad

De ver lo caduco que somos:

Lo absurdo de nuestra existencia.

No es mi pueblo, morada ya jamás

Del pacifismo turdetano.

La rabia y el dolor nos dio la fuerza

para cobijar la rebeldía,

y convertirla en nuestra residente…

por siempre.

Lucir como un fotografía filtrada, de esos filtros que han coloreado a nuestra generación. Colores que buscan un pasado y un sueño, amantes de dictaduras. Fanáticos de dictadores. Sobrecargados estamos de colores.

Vitage. Una verdad desconocida y una deshumanización inhabitable. Hablar de los viejos libros y ser superficial como una droga ante dolor. Amar. Una paleta y unos ruidos. Y unos hijos de la sociedad del bienestar que se rebelan. Y revelan las fotografías de sus padres. Y se fascinan con los rollos y la pobreza. Pereza es el lema de los herederos de las fábricas. Y una mujer busca el sexo en una jaula donde ha guardado a otra mujer. Le escupe y le dice: rata. Mientras su novio cobarde a una rata escupe y penetra con una aguja de titanio con el fin de lograr conseguir un lápiz labial. Un lápiz labial de color como un neón. Un tubo lumínico de los años 50 que se consiguen en cualquier pueblo de los Estados Unidos. Un pintalabios de color. Colores. Tanto tiempo en casa, tanto ocio, tanto frío… la reportera del canal por cable dice que matar es tan sencillo y que todo es permitido, perdonado, alabado… Amar.

 
Me esfuerzo por lucir como lucen mis fotos en las redes. Y me esfuerzo por saber tejer como alguien que no es mi abuela, sino que es un personaje de una fábula del Este, donde hay un lobo y unas setas. Pereza. No tratar de convencer a mi familia de que soy útil, de que soy digna, De que soy bella. Pereza. Donde un amigo se esconde y no se cita conmigo. Dice, no existo. ¿A quien buscas?

 
Destino. Me repugna mi propio altruismo. De donde vengo el hastío es disfrutable. De donde vengo tengo la carta mental que justifica mi fracaso. Fracasados con ínfulas de superdotados. Ignorantes propietarios de una felicidad desestimada. De donde vengo no hay color.

 
Destino y colores. Una generación no documentada y otra demasiado fotografiada. La misma. Color y destinos. La alienación podría ser la causante de mi desgracia. Ya quisiera. Saber que entro en ella, que nunca escapé. Es un despertar que te aliena. No hay manera de corroer el sistema. Pueden vender ilusiones de rebeldía pero siempre son etéreas  imágenes, mito y leyenda de nuestra suburbanidad. Pesimista. No desconectada.

Destino es un acto, un acción, una actitud. Es abrir Google y buscar destinos, colores, colores, destinos… todas las noches, todo el día, todos los días…. Buscar en Google una respuesta. Lucir como si Google te hubiera respondido alguna vez. Tratar de maquillarte para reducir el margen de error que existe entre la foto de tu perfil y tú. 

2013/ST

Lucir como un fotografía filtrada, de esos filtros que han coloreado a nuestra generación. Colores que buscan un pasado y un sueño, amantes de dictaduras. Fanáticos de dictadores. Sobrecargados estamos de colores.

Vitage. Una verdad desconocida y una deshumanización inhabitable. Hablar de los viejos libros y ser superficial como una droga ante dolor. Amar. Una paleta y unos ruidos. Y unos hijos de la sociedad del bienestar que se rebelan. Y revelan las fotografías de sus padres. Y se fascinan con los rollos y la pobreza. Pereza es el lema de los herederos de las fábricas. Y una mujer busca el sexo en una jaula donde ha guardado a otra mujer. Le escupe y le dice: rata. Mientras su novio cobarde a una rata escupe y penetra con una aguja de titanio con el fin de lograr conseguir un lápiz labial. Un lápiz labial de color como un neón. Un tubo lumínico de los años 50 que se consiguen en cualquier pueblo de los Estados Unidos. Un pintalabios de color. Colores. Tanto tiempo en casa, tanto ocio, tanto frío… la reportera del canal por cable dice que matar es tan sencillo y que todo es permitido, perdonado, alabado… Amar.

 

Me esfuerzo por lucir como lucen mis fotos en las redes. Y me esfuerzo por saber tejer como alguien que no es mi abuela, sino que es un personaje de una fábula del Este, donde hay un lobo y unas setas. Pereza. No tratar de convencer a mi familia de que soy útil, de que soy digna, De que soy bella. Pereza. Donde un amigo se esconde y no se cita conmigo. Dice, no existo. ¿A quien buscas?

 

Destino. Me repugna mi propio altruismo. De donde vengo el hastío es disfrutable. De donde vengo tengo la carta mental que justifica mi fracaso. Fracasados con ínfulas de superdotados. Ignorantes propietarios de una felicidad desestimada. De donde vengo no hay color.

 

Destino y colores. Una generación no documentada y otra demasiado fotografiada. La misma. Color y destinos. La alienación podría ser la causante de mi desgracia. Ya quisiera. Saber que entro en ella, que nunca escapé. Es un despertar que te aliena. No hay manera de corroer el sistema. Pueden vender ilusiones de rebeldía pero siempre son etéreas  imágenes, mito y leyenda de nuestra suburbanidad. Pesimista. No desconectada.

Destino es un acto, un acción, una actitud. Es abrir Google y buscar destinos, colores, colores, destinos… todas las noches, todo el día, todos los días…. Buscar en Google una respuesta. Lucir como si Google te hubiera respondido alguna vez. Tratar de maquillarte para reducir el margen de error que existe entre la foto de tu perfil y tú. 

2013/ST

LA MUJER DE LOS SOMNIFEROS

Como loca me levanto

Y sin llanto, busco lento,

En el armario no encuentro

Las pastillas de dormir.

Me enfado y ofendo,

Vocifero al vacío:

-¡Estoy tan sola Dios Mío¡-

Que ni yo misma me encuentro.

Cínicamente me miro

Al espejo que proyecta

Una mujer que avejenta

Y su temor quiebra el vidrio.

-Demasiado intensa para ser feliz-

-Demasiado buena en la cama como

Para no asustar a un hombre-

-¡Tiene eso, tiene eso¡- y no saben qué es.

Huyen, ella los sana.

Huyen, [y una bofetada quizás la aleje],

-El humillarla nos reafirma.

Ella nos intimida, nos vence-

-Demasiado buena con los besos

Demasiado buena en el sexo;

Demasiada inteligencia

Que la vuelve tan mediocre-.

Solo quiero volver al sueño

Y en el sueño puedo verte.

Me desvelo, entro a internet.

Y la soledad vigila.

Alguien más allá me aniquila

Y pide algo de mí.

Un comentario, un me gusta

Y piensan-es tan feliz-

Idiotas hipócritas moribundos.

Ineptos no aptos para mí.

No me interesan, no me preocupan.

Solo no encuentro las pastillas de dormir. 

DECLARAR LAS COSAS

Declarar las cosas;

declararlas cuando no tienen forma,

declararlas cuando no son categóricas;

y cuando la mente infante

solo presiente el error de la infamia.

La condensación de los seres traicioneros y egoistas

que se convierten en instancias.

La plenitud de la hambruna del yo

y el imperio de la denominación.

Sentir la culpa, calarla y declarar las cosas.

Declararlas cuando la materia no ha lugar;

y lo cognoscible es una amorfa e insaciable cosa

que consume todo en su locomoción;

y a su vez, en medio de tanta maldad, 

provoca el nacimiento de un universo tangible.

Declarar las cosas y no tener voz. 

GREMLINS

image

El golfo del Edén está maldito.

Los Gremlins están a la espera de que el cielo llore

Con aviones que se estrellan entre el suelo y la nada.

[lamento y martirio]

La Violencia es el nombre de una guerra sin nombre.

[difuso aspecto para imponer ciudadanía]

"-De lección le servirá al enemigo-"

Pero nunca la sangre ofrendada es suficiente a Molock.

¡Oh, pobre marinos de los buques modernos!

Héroes sin causas, ni honor.

Rencor cruzado y escondido en la tribu desafiante,

Que bendice el sacrificio.

Los Gremlin son solo un experimento genético fallido,

Que los seres no terrestres realizaron.

”-¡Esos si son brillantes! ¡Esos regresarán!

Bandera tengo en mi azotea, como señal-“

Los gobiernos todo lo callan, pues son reptiles constrictores.

Los Gremlin, poseen un adn imperfecto, la ira desmedida

Es un cromosoma mutante…en la antigüedad, decían

Que se debía al exceso de sangre.

[Por tales razones: sanguinarios]

El líder ha dicho: ¡La guerra no ha terminado!

Vociferamos todos, y seguimos atrapados en la historia.

Noticiarios 2012

DOS POEMAS TEOLÓGICOS

image"REAL POEMA CRISTIANO PIDIENDO LIBERACIÓN"

¡Oh, Jehová libera mi miedo!

-como una cápsula antigua y olvidada de los años ´70

que no fue enviada al espacio…

que no cruzó el umbral del dolor…

que perdió el interés de los poderosos cuando la fiebre

política de la Guerra Fría se calmo con un rocío patético

de convenios de paz dudosa y desarme armado:

así es mi alma-

Mi alma se alimenta del espíritu del temor

-polvo hay en mi escencia-

aura gris con fétido olor.

Soy chapada a la antigua,

cual docella mediaval.

Busco un libertador:

¡Oh, eres tú Jehová!

"LA ENFERMERA DE GUERRA EN LA GUERRA DEL CRISTO"

Adonay, andas librando batallas.

Veo tus victorias una tras otra en la televisión.

La bestia política se derrumba,

las naciones hacen uniones que condenan a muerte.

-Ten piedad de los indignados, hacen lo que pueden-

La utopía es ya una búsqueda de su renacer.

Pero sé que eres tú, Cristo Amor Mío, quien

enfrentas la guerra más antiguas, con más

muertos, con más sangre, con más héroes,

con los más altruistas ideales, con los

enemigos más temibles y sanguinarios,

con la fe en la victoria como nunca jamás

ha existido.

El terreno celestial es movedizo.

Pero, si te hieren en la batalla,

oh Jesús, ven a mí:

soy una excelente enfermera bélica.

Poemas Teológicos (2009-12)

LA BESTIA POLÍTICA

(foto by Jacinta Trotman)

La bestia política tiene hambre, come.

(Mi voz se cansa en esta hora).

Hoy disiminaré la que sé sabiamente.

Expresaré a los mansos contenidos precisos.

Por ejemplo, el arte del combate, que un día acabará.

La bestia política se lleva de K’naan un bebé somalíe.

¡Hijos de la era de las naciones,

Reproducimos la era del terror mental!

Lo que no es real- mata a lo héroes.

La bestia política hoy sacó sus cabezas de oro coronada.

La bestia me toma por sorpresa.


De “Piratas Somalíes” 2009-2010

hit counter
hit counter Tweets por @anaolema